Ley de servicios y colegios profesionales. 2013

IMG_1949

El pasado 2 de agosto se aprobó por consejo de ministros el anteproyecto de ley de servicios y colegios profesionales. En lo que concierne al gremio jurídico, tras más de ocho meses de incertidumbre para los profesionales de la procura que incluso en su publicación  “procuradores” – revista clasificada como “ecos de sociedad” de dicha profesión – auguraba buenas nuevas, el ministro de economía y competitividad se ha “merendao” al ministro de justicia, éste último inmerso en otros menesteres y de no dejar títere con cabeza, ahora, con los cambios que van a producirse en el CGPJ y que conoceremos próximamente.

Todo ello como respuesta a la presión ejercida desde Bruxelas, Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional y OCDE para que se acometa la liberación de dichos servicios.

En cuanto a esta futura ley que tendrá que volver de nuevo al consejo de ministro y parlamento para su aprobación este otoño, propone, entre otros cambios, con relación al ámbito jurídico,  los siguientes:

–          Compatibilidad entre abogado y procurador, por lo que se podrá ejercer simultáneamente las dos profesiones, exceptuando cuando éste último ostente la condición de agente de la autoridad. Con ello, se modifica la ley 34/2006, de 30 de octubre, de acceso a la abogacía y tanto el título de abogado como de procurador habilitarán para el ejercicio.

–          Reducción del número de colegios profesionales de 1.650 a 540 y,

–          Colegiación obligatoria incluso en el ámbito extrajudicial.

Las grandes reformas  que se van a producir con esta nueva ley, resultan imprescindibles en estos momentos de gran incertidumbre sobre el ritmo de recuperación económica, así como por  la profundidad de esta crisis en la que nos encontramos en España. Sin olvidar la incidencia que tendrá dichos servicios en los derechos e intereses de los ciudadanos, resultando ser  más productivos, competentes y eficientes.

Es momento de adaptación y trabajo. Yo estoy en ello.

Adiós, buenas tardes!

L’origine nascosta. Ludovico Einaudi. 2007

En la madrugada del día de hoy, 8 de agosto a las 3:40 ha llegado. Pequeñita, rosada y con pulmones para anunciarnos que…  Ya estoy aquí!!!!!

Ha sido un día de muchas emociones y buenas todas y, gracias a la tecnología, todo fotografiado  y comunicado casi al minuto.  

Su papá, estaba al mismo tiempo, nervioso y preocupado por la recuperación de su mujer y feliz por el nacimiento de su segunda hija, sin olvidarse ni un momento de la primera, Amalia, su ojito derecho, que  adora. Su mamá, más cansada por lo que supone un parto, pero inmensamente feliz después de casi cuarenta semanas menos un día de llevarla en sus entrañas, pendiente en todo momento de su hija recién nacida. Su hermana, sin comprender nada por lo pequeña que aún es, estaba muy contenta de tener una hermanita que sólo lloraba y tenía los ojos cerrados. La besaba y la tocaba como sumo cuidado.

El resto de familia (es decir,  herman@s, padres, madres, cuñad@s, tí@s, abuel@s, bisabuel@s) y amigos felices e ilusionados al conocer a esta nueva pequeña tan bonita.

Todo había ido rápido y tranquilo esta segunda vez. Resulta curioso cómo al ver a un recién nacido, en esta caso, nacida, sientes que todo puede ser en la vida, que nada va a ser imposible, que es una apuesta segura para el futuro. Y lloro al ver cómo la vida se abre paso. Qué bendición!!!

No olvido la gran responsabilidad que supone traer una personita humana ni que el tiempo se me ha pasado sin darme cuenta o con todo mi conocimiento por el miedo  que supone tomar esa gran decisión.

Pero aún así, puedo sentirme cerca de ese ser tan pequeño, indefenso e inocente y entregarme a él, estar ahí siempre  para lo que necesite, para lo que le preocupe, para lo que quiera.

Hoy ha sido un gran día, mi ahijada Esperanza ha venido al mundo. Qué felicidad!!!!!!

Adiós, buenas tardes!