Márcate un objetivo.

Sin título

Para este año próximo ya tengo un objetivo claro a conseguir, será con mucho esfuerzo, dedicación, estudio y sacrificio pero, voy a por él. Ahora con más convencimiento porque no veo el cambio necesario que necesita esta sociedad española en la que vivo y que me sonroja con los años cada vez más. Por donde mire, por donde comente, me asombra la conducta “hybris” (del griego, conducta por la que un hombre se sitúa por encima de los demás, cometiendo el más humano y trágico de los errores) que se respira.

El narcisismo, ineptitud, osadía, irresponsabilidad, impunidad, mentira, insensatez, soberbia y otras más que me dejo en el teclado, son características de lo que diariamente me encuentro. Lo que más me asombra es cómo se puede olvidar tan fácilmente lo que significamos en la sociedad. La palabra “trabajar”, ni mencionarla, ya que ese es otro de los grandes problemas, los negligentes que pululan por nuestro alrededor con su legión particular de pusilánimes dependientes de éstos.

A veces, me preguntan que “qué pienso?” y, la verdad, tampoco les interesa pero, les gusta que les remueva un poco en sus interiores y, atienden porque saben que critico la mediocridad, hipocresía, mentira por estar al servicio de los que mueven los hilos.

No se puede pedir a nadie algo que tú no haces, esa es una de las reglas básicas para la convivencia. No me gusta como se encuentra la monarquía, tampoco la iglesia, menos, el gobierno, sin olvidar, los partidos políticos, patronal, sindicatos, banca, justicia, sanidad, educación y demás instituciones públicas – como senado, diputaciones, universidades, fundaciones, entre otras y, pseudo- privadas con dinero público.

Todas ellas, son a día de hoy, la peor de las imágenes al tiempo que están ocasionando un daño y dispendio irreparable en la sociedad española. Son nulas en transparencia, son falsas, absurdas, fuleras y están dirigidas por megalómanos, que son a su vez, trincones, y responsables tanto civiles como penales de su “forma ruinosa de gestionar sólo a su conveniencia”.

Adiós, buenas tardes!!!

Deja un comentario