La incompetencia & la arbitrariedad.

images

 

 

 

 

 

 

Las encontramos, entre otros, en …

  • la carta que recibimos de un organismo  – siempre público – sobre una reclamación que hemos realizado en la compraventa de un servicio o bien.
  • la titularidad de responsabilidades en un desfalco, desvío y/o irregularidad contable, según nuestro actual sistema legislativo.
  • la defensa de presidentes de organismos – siempre públicos – de actitudes delictivas de otros en la realización de sus funciones como tal.
  • en acciones y planes futuros para atenuar delitos fiscales, cometidos anteriormente cuando se les ha pillado in fraganti.
  • en la admisión a trámite de demandas de grandes evasores de impuestos con el argumento de “la sanción obedece a un procedimiento viciado por el deseo de sancionar a una concreta persona por su significado mediático”
  • en seguir creando, manteniendo y defendiendo organismos, estructuras, posiciones que son obsoletas, inservibles y que sólo sirven como oficinas de colocación de «unos y otros«.
  • en los últimamente nombrados “expertos” & “sabios” seleccionados de una manera “sui generis” que no se salen de las indicaciones dadas desde arriba y realizan su trabajo sin objetividad, con lo que, ridiculizan a los que realmente saben de una materia y tienen soluciones reales, tangibles a la crisis que estamos viviendo.
  • en las declaraciones, comparecencias, adornadas de un sin fin de mentiras sin ningún tipo de rubor. Hoy es blanco y mañana es negro… ¿cómo es posible?

El hartazgo, desencanto, hipocresía, ineptitud, mediocridad de esta sociedad está en unos niveles desproporcionados y me repugna escuchar … “tenemos, lo que merecemos” y… no, no creo que merezcamos lo que nos rodea, sabiendo que somos muchos los que vemos estas acciones y no damos crédito.

Una de las claves por las que estamos relegados, somos apartados, nos hacen invisibles resulta ser nuestras ganas de vivir en un mundo mejor realizando un trabajo eficiente, con una visión integral de problemas y resolución de los mismos y… no nos lo permiten. Su lema es “Estate tranquil@, que conmigo no te faltará para vivir pero, no te muevas. Haz lo que yo te diga, cuando te lo diga”.

Hoy más que nunca “eres, quien la gente quiere”.

Adiós, buenas tardes!!!

Deja un comentario